Fibromialgia y sensibilidad no celiaca al gluten: parientes cercanas

25 de Abril de 2014 • Noticias del editor, Noticias MédicasLeer más »

FibromialgiaLa fibromialgia es un síndrome crónico que afecta a casi el 3% de la población, siendo unas 10 veces más frecuente en el sexo femenino.

Se caracteriza fundamentalmente por la presencia de dolor muscular generalizado, destacando la presencia de hipersensibilidad a la presión en determinados puntos del cuello, hombros, glúteos, caderas y rodillas. Además se asocia siempre a fatiga y cansancio fácil, problemas con la memoria y alteraciones del estado de ánimo como ansiedad y depresión, coexistiendo en estos pacientes con mucha frecuencia el síndrome de intestino irritable, la cefalea crónica y el insomnio.

Su origen es desconocido y su diagnóstico es sobre todo clínico, ya que todas las pruebas serán normales.

Aunque no es una enfermedad que comprometa la vida ni produzca un daño muscular o articular irreversible, si es una enfermedad crónica que produce en ocasiones un grave daño de la calidad de vida, con deterioro de la relaciones sociales, familiares y laborales.

No existe un tratamiento específico ni curativo, aunque los analgésicos, antidepresivos, el ejercicio físico y la fisioterapia, entre otros, mejora los síntomas en la mayoría de los casos.

 

La sensibilidad no celiaca al gluten es un síndrome recientemente reconocido por la medicina oficial y es una entidad claramente diferenciada de la enfermedad celíaca y de la alergia al trigo.

Aunque no existen aún estadísticas fiables, se cree que es una 5 veces más común que la celiaquía, afectando a aproximadamente un 5% de la población.

Se caracteriza por síntomas similares a los del intestino irritable como son el dolor abdominal por aumento de la sensibilidad visceral, diarrea y meteorismo, a los que se asocia otros síntomas propios de la celiaquía como son cansancio y fatiga fácil, insomnio, dolores osteomusculares, depresión, etc.

Característicamente todas las pruebas complementarias serán normales, incluidos los anticuerpos de la celiaquía que en estos pacientes siempre serán negativos. Las biopsias duodenales tampoco mostraran aplanamiento de las vellosidades intestinales, aunque en estos pacientes si se ha descrito como dato significativo un marcado aumento de los linfocitos intraepiteliales CD3.

Una dieta sin gluten mejorará los síntomas y la reintroducción de éste agravará la enfermedad aunque nunca desarrollarán los pacientes las compliaciones que aparecen en la celiaquía no tratada.

 

¿Existe un nexo común entre fibromialgia y sensibilidad no celiaca al gluten?.

Un grupo multidisciplinar de reumatólogos, gastroenterólogos, patólogos e inmunologos españoles, liderados por el Dr. Carlos Isasi del Servicio de Reumatología del Hospital Puerta de Hierro, en colaboración con la Asociación de Celíacos de Madrid, publican este mes en la revista científica Rheumatology International un interesante estudio preliminar de lo que será un complejo trabajo de investigación con un total de 246 pacientes ya diagnosticados de fibromialgia y sensibilidad celiaca al gluten (te aconsejamos consultarlo a texto completo sobre este enlace). Los autores refieren que en 20 pacientes ya se ha concluido el estudio y los resultados son muy alentadores, motivo por el que han decidido publicar este trabajo descriptivo inicial con tan pocos casos.

Así en 15 de los pacientes descritos (75% del total) existe una clara remisión clínica de la fibromialgia asociada a una normalización histológica de la linfocitosis intraepitelial, habiendo vuelto a su trabajo aún cuando muchos de ellos estuvieron durante un tiempo, dada la gravedad de su cuadro, en tratamiento por la Unidades de Dolor. En los 5 pacientes restantes (25% del total) aunque no existe una ausencia completa de enfermedad si se aprecia una clara mejoría clínica.

En algunos pacientes la mejoría fue espectacular en pocos meses y en otros se apreció una mejoría más lenta, sin que se sepa muy bien cual fue el motivo de este hallazgo. En casi la mitad de los casos la reintroducción de una dieta con gluten empeoró o hizo que reaparecieran los síntomas de fibromialgia, desapareciendo de nuevo con su retirada.

A pesar de que estos resultados iniciales son muy esperanzadores, habrá que concluir el estudio para que los datos sean más concluyentes desde el punto de vista científico. De momento, el Dr Isasi, según hemos podido recoger de varios artículos de prensa publicados en los últimos meses, no aconseja aún de forma sistemática una dieta sin gluten a todos los pacientes con fibromialgia, aunque en esta podría estar la curación o mejoría de muchos de los pacientes afectados por este síndrome.

 

Puntos gatillo o zonas hipersensibles a la presión en la fibromialgia

Puntos gatillo o zonas hipersensibles a la presión en la fibromialgia