Musicdigestion (Música para la digestión) – Junio 2015

 

 

21 Junio 2015

¡Error: URL Inválida!

¡Ha llegado el verano!….. La verdad es que cada vez que cambiamos de estación me acuerdo George Winston, el también conocido como pianista de la Windham Hill, ya que nadie como él ha sabido interpretar al piano los cambios de estaciones.

Este corte musical está lleno de prados y flores (Blossom/Meadow) y habla de la primavera, esa estación que se nos ha ido tan rápido dando paso al que seguro será un tórrido verano de calurosas tardes en la que será necesario reposar incluso la más liviana comida….. música para la digestión.

 


 


 

20 Junio 2015

¿Un toquecito de sensualidad?….

Shepherds Bush (Shura) es una cantante de origen anglo-ruso que intenta desenvolverse en el creciente mundo indie-pop.

Touch es una canción que recuerda a los años 80, a esas canciones con sabor a vacaciones de un verano recién estrenado, con melodías que se repiten una y otra vez, y que cuando dejas de escucharlas necesitas volverlas a escuchar una vez más, en un mareante círculo sonoro con el que en algún momento te llegas a empachar… música para digestión.

 


 


 

14 Junio 2015

No nos gusta repetir aquí músicos ni grupos, pero posiblemente esta no sea la última vez que lo hagamos con M83, el dúo francés con mayor proyección en la actualidad dentro de la electrónica no berlinesa.

Su música dicen que es una mezcla de shoegaze, dream pop, psicodelia y new wave, en la que destaca una gran carga de guitarras templadas y sintetizadores de música y voz. En realidad es música celestial, pop-rock alternativo que emana de un profundo amor al mundo que nos rodea, sobre todo el que se desarrolla más allá de nuestra frágil atmósfera.

Childmoon es una imposible composición que ha sido ilustrada con un  increíble video rodado en el parque Nacional de Tongairo (Nueva Zelanda) por un joven fotógrafo llamado Jared Brandon. Un timelapse lleno de estrellas que se rodó durante 12 días, como no, con una magnífica Canon EOS, y que está hecho para estimular nuestros ojos, oídos e imaginación….. música para la digestión.

 


 


 

13 Junio 2015

Ásgeir Trausti se ha convertido en dos años en uno de los máximos representantes del folk-pop islandes. Este joven músico y compositor de 22 años llega tras la estela de Björk, Sigur Rós y Of Monster and Men, pero con un estilo propio, aunque tras escuchar muchos de sus temas no podemos abstraernos sin ver en sus notas las influencias del magistral Bon Iver.

Hijo de músicos, muchos de sus temas han sido compuestos por su padre y la letra escrita por su madre. Pero sin duda es en su talento donde está el verdadero éxito. Y tanto es así que se calcula que uno de cada diez islandeses tiene un disco suyo en su casa, siendo su primer trabajo disco de oro y después de platino cuando aún no se había comercializado fuera de la isla del fuego y el hielo.

Hoy os dejamos dos de sus primeros singles. Torrent es una magnífica canción, tal vez la “más fuerte” de su primer disco, un tema vitalista y oscuro a la vez y Higher, una cuidada balada con cálidos y fríos contrastes…. música para la digestión.

 


 


 

07 Junio 2015

La atemporalidad es una de las características comunes a todas las obras maestras.

“…Y tan solo quedaron tres….” (…And Then There Were Three…)  es, si no me falla la memoria, el álbum número 11 de Génesis y se publicó en 1978. Este nuevo trabajo de la banda británica, supuso para todos los que seguíamos sus andanzas de cerca, una clara ruptura con los esquemas del rock sinfónico. Génesis sin Gabriel ni Hackett y bajo la batuta de un Collins cada vez más protagonista, se inclinaba sorpresivamente por unas melodías claramente “poperas” y muchos incluso llegamos a sentirnos traicionados (yo os juro que este fue mi primer sentimiento y que el cabreo me duro bastante tiempo). Sin embargo, Génesis siguió hacia adelante y el tiempo nos quitó parte de la razón. Solo se adaptaban a las nuevas corrientes pero seguían creando canciones geniales.

Siguiéndote, siguiéndome” (Follow You, Follow Me) es sin duda una de las más bellas melodías jamas compuestas, una preciosa canción de amor de es nueva época “popera” y a la que el paso del tiempo convirtió en toda una obra maestra……. música para la digestión.

 


 


 

06 Junio 2015

Charles Mingus es considerado hoy como uno de los grandes del Jazz, ya que ha sido uno de los mejores contrabajistas de todos los tiempos y fue también compositor, pianista, tombonista y director de big band, dejándonos en su corta vida musical más de 21 álbumes y gloriosas participaciones con los grandes de su tiempo.

Pero la vida de Mingus no fue nada fácil. De ascendencia china-inglesa por parte de madre y sueca-afroamericana por parte de padre, nació en México y se quedo huérfano de madre con tan solo unos meses teniendo que irse a vivir con su tía. Su padre, un sargento del ejercito americano, le daba unas tremendas palizas y los niños de su barrio, por el color mulato de su piel, también lo discriminaron y le pegaban continuamente (el mismo decía que para los blancos era un negro y para los negros era un blanco). Esto hizo que se motivara pronto por practicar boxeo y cuando creció y adquirió su aspecto corpulento que siempre lo caracterizo, las palizas las comenzaba él.

Este lado agresivo lo marcó durante toda su vida, siendo famosas sus actuaciones en las que rompía el mobiliario de la salas de conciertos o las peleas a puñetazo limpio cuando sus músicos no les hacían caso. Al pianista Jaki Byard le ataco con un hacha (menos mal que tenía un extintor con el que defenderse a mano) y al trombonista Jummy Knepper le rompió varios dientes de un puñetazo, lo que le dejo un tiempo sin poder tocar el trombón. Esto hacía que cambiara de músicos con tanta facilidad como de mujeres, casándose alguna vez sin divorciarse de la anterior.

Fue además un activista del movimiento antirracial americano y no le gustaba que le dijeran que era músico de Jazz porque para él eso era llamarlo negro.

Murió a los 57 años por una esclerosis lateral amiotrófica, siendo sus cenizas esparcidas después en el Ganges. Antes de su muerte tuvo al oportunidad de escribir su libro autobiográfico: “Menos que un perro”, que define claramente su sentimiento de la vida.

Poco antes de morir nos dejo esta joya musical: Duke Ellington’s Sound of Love, dedicada al que siempre admiró y consideró como su gran maestro….. música para la digestión.