Preocupante aumento del cáncer esofágico. ¿Podemos prevenirlo?.

21 de Junio de 2013 • Noticias del editor, Noticias MédicasLeer más »

Recientemente se ha publicado un estudio  en la prestigiosa revista British Medical Journal (BMJ) en el que se pone de manifiesto la preocupación de la comunidad científica por el incremento que ha experimentado en los últimos años el cáncer de esófago, mientras que otros tumores mucho más frecuentes, como el de colon o estómago, permanecen con una incidencia estable o incluso en descenso.

Este incremento se ha apreciado tanto en hombres como en mujeres y se cree que es debido a un aumento  entre la población general de los factores de riesgo fundamentales para este tipo de tumores: obesidad, tabaco y reflujo gastroesofágico.

El estudio además dice que se ha encontrado un incremento tanto para el carcinoma de células escamosas (el más frecuente, con una incidencia actual de 14’5 casos por 100.000 habitantes y año en el hombre y unas 3 veces menos en la mujer) como para el adenocarcinoma que aparece sobre un esófago de Barrett (9,4 casos por 100.000 habitantes y año en el hombre y unas 3 veces menos en la mujer).

La supervicencia global a los  5 años para este tipo de tumores es muy mala, estando en torno al 13% (comparada con hasta el 80% del cáncer de colon), siendo algo mejor en el adenocarcinoma sobre Barrett y sobre todo cuando la lesión se diagnostica en estadios muy precoces, en los que la supervivencia puede aumentar hasta en un 38%.

Por lo tanto el artículo concluye que una Medicina preventiva es fundamental en este tipo de tumores, tanto para evitarlos (corrigiendo los factores de riesgo) como para diagnosticarlos en un estadio precoz. No obstante no es coste efectivo endoscopiar a todos los pacientes con reflujo, obesidad y/o tabaquismo, pero si  a aquellos que tienen una mediana edad, experimentan síntomas frecuentes, tienen dificultad para tragar o han sufrido impactaciones alimentarias en alguna ocasión.

Concluyen que el uso del cytosponge (una cadena con una esponja que se traga y recupera para realizar una citología esofágica por roce) puede ser útil para el estudio de una mayor población, sobre todo cuando hay mal acceso a la endoscopia. Este tipo de exploración, licenciada por una empresa americana, estará disponible en el mercado en un plazo de un año y se comercializará definitivamente en unos 5 años.