¿Sabes tu riesgo de padecer un esófago de Barrett?

13 de Junio de 2013 • Noticias del editor, Noticias MédicasLeer más »

El esófago de Barrett es la transformación que sufre la mucosa del esófago cuando ésta es irritada de forma crónica por el ácido que refluye desde el estómago. En algunas ocasiones el factor irritante también es la bilis que refluye del duodeno al estómago y de ahí al esófago. Así la mucosa esofágica normal, como mecanismo de defensa ante estas sustancias irritantes, es sustituida por una mucosa gástrica o intestinal. Si las causas de daño no se corrigen, sobre todo en la formas de tipo intestinal, con el tiempo puede aparecer una displasia, que es una alteración del ADN celular que provoca alteraciones de la maduración y disposición celular, siendo la displasia severa la antesala al adenocarcinoma esofágico.

Por lo tanto podemos definir al esófago de Barrett como una de las expresiones máximas de la  enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) no controlada.

Los pacientes con Barrett adquirido son sobre todo personas de más de 50 años, aunque se puede presentar a edades más tempranas. Afecta casi 4 veces más a hombres que a mujeres y es más frecuente en blancos caucásicos que en otras razas humanas. Una característica importante es que estos pacientes por regla general presentan muy baja sensibilidad esofágica al ácido, siendo esta una de la causas por las que, ante la ausencia de importantes síntomas, no consultan al médico y por tanto no toman medicamentos para corregir la acidez. También se ha visto que hay algunas circunstancias en la que el Barrett es más frecuente, como es en el consumo crónico de alcohol y tabaco, y en los pacientes con sobrepeso u obesos (se cree que no por mecanismo directo, sino porque en estos pacientes la ERGE es más frecuente).

La endoscopia digestiva alta y la toma de biopsias de la mucosa esofágica “barretizada” establecen el correcto diagnóstico, y la pHmetría de 24 horas puede valorar la gravedad del reflujo gastroesofágico y su control con el tratamiento, siendo estas dos técnicas importantes en la prevención del adenocarcinoma esofágico.

No obstante se han buscado técnicas más sencillas y menos costosas para intentar identificar a los pacientes con mayor posibilidad de ERGE y sobre todo con mayor probabilidad de padecer Barrett. Así el Departamento de Medicina Interna de la Universidad de Michigan, ha puesto en marcha una herramienta online con la que poder calcular el riesgo de padecer esófago de Barrett y que han llamado como M-BERET. Accediendo a esta página: http://mberet.umms.med.umich.edu/ en menos de un minuto, si eres hombre y tienes más de 50 años, puedes consultar cual es el riesgo que tienes en este momento de padecer un esófago de Barrett (de momento por menor frecuencia, la herramienta no se ha diseñado para menores de 50 años y mujeres).