¿Cuanto cuesta la cesta de la compra de un celíaco?

26 de septiembre de 2014 • Noticias de prensa, Noticias MédicasLeer más »

Según un reciente informe de la FACE (Federación de Asociaciones de Celíacos de España) y que se ha publicado recientemente en el diario El País “tomando como base una dieta de 2.000 a 2.300 calorías, una familia con un celíaco entre sus miembros, puede incrementar su gasto de la cesta de la compra en casi 33 € a la semana, lo que significa un incremento de unos 132 € al mes y de 1.586,40 € al año”.

Según los datos que maneja la FACE “1 de cada 150 españoles tiene intolerancia al gluten del trigo, la cebada y el centeno. Es lo que se conoce como EC (enfermedad celíaca). En el caso de los más pequeños, se diagnostica al año 1 caso por cada 118 niños, mientras que en la población adulta la relación desciende a 1 por cada 384, siendo más frecuente en mujeres”. La FACE calcula que “en España hay 400.000 afectados que no lo saben, lo que conlleva el mayor riesgo de complicaciones de la enfermedad como la diabetes, hipotiroidismo y hasta linfomas”.

¿Pero es fácil vivir sin gluten?. Son muchas, cada vez más, las personas que hacen la compra deteniéndose a leer dos veces la etiqueta de cada producto que pretenden echar al carro. Ante el diagnóstico, primero llega la confusión y el pánico de que, sin querer, el paciente se lleve a la boca algún alimento encubierto. ¿La mayor sorpresa? al descubrir, por ejemplo, que hay jamón de York o chorizo sin gluten. A los pocos meses todo parece más llevadero y lo único que se nota en casa es el incremento de gasto que conlleva llenar la nevera cada semana. Lo más cómodo es convertir a la celiaquía al resto de la familia, y eso es algo que se acaba notando a fin de mes ya que los alimentos sin gluten pueden llegar a costar en algunos casos hasta un 300% más caros (sigue el artículo del El País).

En la FACE llevan años pidiendo al Estado ayudas económicas y presentando datos, como el Estudio de Precios 2014, que señala diferencias abismales entre la vida con o sin gluten. “Basta poner algunos ejemplos del Estudio de Precios para entender la situación y echar a temblar ante la amenaza de algún diagnóstico en la familia: el kilo de galletas maría con gluten cuesta 1,63 € y su versión ‘sin’ 9,01 €; por el de pan de molde ‘con’ desembolsamos 2,24 €, mientras que el precio del libre de gluten se dispara hasta los 9,99 € por kilo. Las bases de pizza 3,57 € el kilo ‘con’ y 11,99 € el ‘sin’, y el kilo de hamburguesas ‘con’ (engordadas a base de harinas) sale a 6,25 €, frente a los 8,82 € que pagamos por el de ‘sin’.”

Las mayores diferencias se aprecian en el pan y la bollería, productos con los que hay que tener un cuidado especial ya que “son los sabores menos conseguidos y se tiene que recurrir a un montón de grasas saturadas que compensen. En consecuencia, se está observando un incremento de casos de sobrepeso en niños intolerantes al gluten”.

España es además uno de los pocos países europeos que no otorga ningún tipo de ayuda a los afectados por esta intolerancia alimentaria. En este sentido, los más concienciados son Suecia en el que hasta los 16 años los productos sin gluten son gratuitos. En Noruega los menores de tres años reciben 110 € al mes y a partir de esa edad la ayuda asciende a 210 €. En Finlandia el gobierno ofrece una ayuda de 78,44 € mensuales hasta los 16 años. En Francia su servicio de seguridad social otorga hasta 33,50 € a los niños y 45 € a los adultos que justifiquen la compra con las etiquetas de los productos. En Dinamarca se dan ayudas de hasta 200 € al mes hasta los 65 años y en Italia hasta los 10 años se perciben 94 € mensuales y después de por vida 140 € los hombres y 90 las mujeres. Para finalizar con claros ejemplos de desigualdad, en Reino Unido los productos sin gluten son completamente gratuitos hasta los 16 y a partir de los 65 años.

(El artículo de referencia en el diario El Pais de 24 de Septiembre de 2014)