Electroestimulación y neuromodulación tibial posterior e intracavitaria

14 de Febrero de 2013 • Noticias del editor, Noticias MédicasLeer más »

 Incorporamos a nuestro Laboratorio de Motilidad Digestiva una nueva técnica de tratamiento y rehabilitación para la patología funcional del suelo pélvico. Esto supondrá sin duda un gran avance en manejo terapéutico de problemas tan comunes como la incontinencia urinaria y anal, siendo una técnica terapéutica emergente en el dolor perineal crónico idiopático, estreñimiento crónico distal y la dispareunia. Su eficacia en el control sintomático está en torno a un 50-80% según las diferentes series publicadas.

La técnica, según los casos, se realiza con pequeños electrodos colocados en la cara interna de la pierna por encima del tobillo (área del nervio tibial posterior) o bien a través de pequeñas sondas que se colocan a nivel de la vagina o el ano. Esta neuromodulación es indolora y está casi exenta de efectos secundarios, aunque no se puede usar en pacientes portadores de marcapasos o desfibriladores ni en el embarazo. La epilepsia y las alteraciones de la coagulación son otras contraindicaciones relativas.

Las sesiones de neuromodulación duran entre 20 y 30 minutos y se realizan generalmente a intervalos semanales, completándose al cabo de un periodo de 6 a 12 semanas. Durante el periodo que dura el tratamiento el paciente permanece cómodamente sentado aunque en ocasiones debe estar acostado sobre una camilla.

 

Más información en este enlace